..


2011/09/16

Amy Winehouse deja las drogas de un día para otro

Le ha costado (caro) pero por fin lo ha logrado.

La famosa y polémica cantante de soul y derivados, británica, ha sido noticia esta semana por haber dejado de forma tajante toda una vida de excesos. Amy Winehouse, habitual consumidora de productos estupefacientes, sin que por ello andara habitualmente en bicicleta, tenía serios problemas con ciertas adicciones y una forma inusual de dejar las drogas y el alcohol (que también es una droga pero legal), que suele ser poco habitual. Todos sabemos lo que cuesta dejar de fumar o estar en proyecto hombre (no disimules, que tú también has estado) para dejar los consumos abusivos.

Esto no son los 7 errores, sino la transformación de la pobre Amy en sólo 4 años de carrera (musical, no el tour).


La popular cantante, una de las mejores voces del panorama musical actual, llevaba una mala temporada las últimos semanas, teniendo que suspender varios conciertos debido a su delicado estado de salud. No lo tuvo fácil, pues desde pequeñita tuvo que lidiar con innumerables dificultades, empezando por su apellido paterno Winehouse (casa del vino), que incitaba a la simpatía por la droga líquida. Ahora ya no tiene problemas de ese tipo.

Por otro lado, a la vez que ha logrado dejar el consumo de las drogas, también ha fallecido. Nuestro más sentido pésame.

En Somalia también dejan las drogas.

En Somalia la gente tiene el mal vicio (llámenle adicción) de comer a diario y desde hace unos meses se está dando un descenso en la cantidad de material comestible que llega a manos de los camellos locales (agricultores, carniceros, mercaderes, cajeras de supermercado...). A causa del síndrome de abstinencia, también llamado hambre en occidente, la gente está emigrando a donde pueda conseguir algo de droga alimenticia. Ante tal circunstancia, mucha gente también ha elegido el camino más tortuoso, que no es otro que dejar el consumo y “quitarse”. Tristemente, y casualmente al igual que Amy, al momento de dejar el vicio también han fallecido por causas que se desconocen y con un estado de demacración personal bastante agudizado.

De estos nuevos liberados, que están muriendo a miles (sobre todo niños), no se acuerda tanta gente como de la Winehouse, aun siendo también enfermos de la adicción. Queremos pensar que es porque a los Somalíes nunca les hemos oido cantar, y es que Amy cantaba como los ángeles. Nuestro más sentido pésame también a los somalíes.


Amy y la  generación del 27
Club de mitos.

No sabemos si la cantante Winehouse leía a Lorca, a Rafael Alberti, a Vicente Aleixandre o a Dámaso Alonso, pero lo que está claro es que ha  entrado en la Generación del 27 al igual que otros músicos.
No es la primera vez que un músico de renombre se convierte en mito al fallecer a esos concretos 27 años, cosa que ha hecho que muchos musicos de menor edad que ésta tiemblen al cumplirlos. Los que cumplen 28, se alivian sabiendo que no han perecido, pero en la misma manera  saben que no son tan buenos músicos como los de la G27 (no confundir el grupo de los 27 del capitalsmo salvaje), como puden ser Alejandro Sanz, Pau Donés o el ricioso David Bisbal.

En este selecto grupo de grandes mitos fenecidos a los 27 años nos encontramos a nada menos que Kurt Covain, Janis Joplin, Jim Morrison, Jimi Hendrix, etc. Aunque parezca mentira, creemos que estos fenecimientos no se han dado por ninguna moda y sí en cambio por la simple y santa casualidad. Aunque no sé qué opinarán los conspiranoicos que dicen que Elvis sigue vivo junto a Michael Jackson.

0 Iruzkin:

Publicar un comentario